Cuerpo y forma

Muestra patrimonial de la colección gráfica del Fondo Nacional de las Artes

Cuerpo y forma

Muestra patrimonial de la colección gráfica del Fondo Nacional de las Artes

Casa Victoria Ocampo - Marzo 2019

Descargar catálogo


El Fondo Nacional de las Artes cuenta con más de 400 piezas gráficas en su acervo. La colección no sólo incluye una gran variedad de técnicas -litografías, serigrafías y xilografías, entre otras- sino también de artistas, épocas y estilos.

 

Cuerpo y forma se propuso mostrar este patrimonio heterogéneo mediante la elección de un eje temático amplio que pudiera dar cuenta de esta diversidad. Por ello, la curaduría eligió la representación del cuerpo humano como un disparador creativo de los artistas para transmitir ideas, emociones y posiciones ideológicas.

 

En sus orígenes, las impresiones gráficas y las técnicas de grabado tuvieron como sentido principal ser un medio de comunicación y de transmisión de saberes. También, dar a conocer iniciativas muchas veces censuradas por quienes estaban en el poder y transmitir derechos a quienes no tenían acceso a la educación. En el campo de las artes, muchos creadores utilizaron estas técnicas como un medio más de expresión. Así, el grabado se fue nutriendo a lo largo de la historia de diversas funciones y enriqueciendo su lugar no sólo en la sociedad sino también en la comunidad artística.

 

Gran parte de los trabajos de Abraham Vigo expuestas en esta muestra le habla al pueblo y lo alienta a defender sus derechos; por ejemplo, en La Huelga, de la serie Luchas Proletarias. En sus obras se observa cómo el cuerpo es convertido en objeto de acción y de lucha.

 

En relación con la crudeza naturalista de Vigo, dos artistas se exponen a sí mismos de forma despojada: los autorretratos de Carlos Alonso y de Aída Carballo transmiten sinceridad y generan empatía en el espectador. 

 

En un registro diferente, las imágenes de Juan Batlle Planas y de su tío José Planas Casas sumergen al público en un idilio surrealista y alegre. Se destacan las vistas que Batlle Planas realizó sobre San Telmo, que si bien son grabados que intentan recrear un escenario real mantienen la potencia onírica que caracteriza a sus obras. También en esta línea imaginaria, Líbero Badíi y Juan Manuel Sánchez interpretan la forma humana con juegos de formas y colores.

 

Líneas, matices y figuras divergentes recrean cuerpos en los ensayos gráficos de los Informes sobre ciegos de Osvaldo Romberg y en los trabajos de Santiago Cogorno, Esteban Fekete, Ernesto Deira y Rómulo Macció. 

 

En esta muestra se expone una curiosidad dentro del acervo de artes visuales del FNA: una serie de reproducciones de excelente calidad de dibujos de Auguste Rodin realizadas en 1897. Se imprimieron solo 125 ejemplares en el mundo; la número 39 pertenece al Fondo. Rodin fue uno de los artistas que más indagó en la representación de la figura humana. El valor excepcional de esta compilación radica en la extrema rareza de la elección de los dibujos que la integran: varios de ellos rozan lo abstracto, algo atípico para la época en que fueron seleccionados e impresos, ya que a finales del siglo XIX predominaba el naturalismo. 

 

La propuesta de Cuerpo y forma es acercar al público grabados que tienen como protagonistas a la figura humana. Pero, más allá de la mera contemplación, es también invitar al espectador a verse reflejado en las diferentes propuestas. Así, quien las presencie podrá dejarse llevar y encontrarse inmerso en escenarios surrealistas, contextos oníricos, representaciones de denuncia social, cuadros costumbristas, escenas de la vida de los trabajadores y en autorretratos que podrían funcionar a modo de espejo. 

 

Gonzalo Maciel

Curador